Back

Convivir o sobrevivir a la Inteligencia Artificial

Convivir o sobrevivir a la Inteligencia Artificial

artificial intelligence

La inteligencia artificial (IA) ha llegado a la vida de las personas y no hace ninguna distinción entre sus usuarios, está al alcance de todos. Se ha llegado a ver una gran suma de contenido generado a través de inteligencia artificial que ha causado alboroto y ha  encendido las alarmas. Se ponen en duda dos ámbitos muy específicos que afectan a la mayoría de población: por un lado el estudio y por otro lado el empleo

El modelo educativo que se sostiene a través del estudio, la memorización y los exámenes ha tambaleado ante la idea de que todo contenido sea generado a través de una máquina. Se ha llegado a dudar de la autoría de muchos trabajos e incluso han aparecido aplicaciones que resuelven los deberes directamente. Es importante entender que el sistema educativo ha de actualizarse ante las nuevas necesidades, entendiendo el desarrollo de habilidades como el foco principal. Dar prioridad a las virtudes interpersonales y desarrollar aquello que una máquina no puede replicar es imprescindible para formar a los trabajadores del futuro que cohabitan con las respuestas a tan solo un clic. 

El sector laboral también se ha puesto alerta y hay muchos empleos que penden de un hilo si dirigimos la mirada hacia la redacción de textos, la programación, la edición o incluso la atención al cliente entre otros. La solución sigue siendo la misma, redireccionar las habilidades laborales que se han adquirido con los años y profundizar en los aspectos que nos hacen humanos. 

En el mundo de la producción audiovisual existen trabajos técnicos que pueden hacerse mediante IA como las labores técnicas. En la actualidad se han visto ejemplos de trabajos en el sector que han sido realizados con la ayuda de inteligencia artificial como efectos especiales o incluso guiones que han facilitado el trabajo de los editores y guionistas. Por ejemplo en Tangenio se ha trabajado en algún proyecto donde se empleó una plataforma que usa IA para hacer una planificación de la producción audiovisual. Sin embargo, existen ciertas características esenciales que distinguen la humanidad y no pueden ser reemplazadas como la capacidad de trabajar en equipo, tratar de manera personal con el cliente, adaptarse a sus necesidades, generar ideas creativas y plasmarlas en proyectos que se diferencien de los ya existentes en una base de datos y como no, a pesar de tener una planificación establecida saber gestionar los posibles inconvenientes, contratiempos y retos que surjan durante el camino de una producción. 

En resumidas cuentas la inteligencia artificial ha venido para quedarse pero es importante adecuarse a las necesidades actuales. Está claro que convivir con la inteligencia artificial facilita el día a día, sin dejar de lado los rasgos humanos que quizás han ido perdiendo el valor con respecto al conocimiento técnico y teórico, hoy en día estas destrezas cogen fuerza y marcan la diferencia en empleos que necesitan habilidades que perduran en el tiempo y se enfocan en el análisis, la creatividad, la resiliencia y la motivación.  

Share this post

Join Our Newsletter